SIU Guarani
Unju Virtual
Campus FI
Extensiones Áulicas

 

Enfoque

El Profesor 4.0: La visión de un referente mundial de la enseñanza de la Ingeniería

La conferencia magistral que abrió las Séptimas Jornadas de Innovación Educativa organizadas por la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy el pasado 10 de diciembre estuvo a cargo del Ingeniero Daniel Morano, referente mundial de la Enseñanza de la Ingeniería. Ingeniero Electromecánico, ex Decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Económico-Sociales de la Universidad Nacional de San Luis, ex Presidente del Consejo Federal de Decanos de Ingeniería de la República Argentina Coordinador del Proyecto de Mejoramiento de la Enseñanza de la Ingeniería (PROMEI), Coordinador del Programa de Calidad Universitaria y del Plan Estratégico de Formación de Ingenieros (PEFI) de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación de la Nación. Miembro del Comité de Educación del Centro Argentino de Ingenieros.

Durante la charla se delinearon las competencias profesionales que se esperan hoy de los Docentes Universitarios, en particular de aquellos que estamos vinculados con la enseñanza de la Ingeniería.

El primer requisito que plantea Morano para el ejercicio de la función es que el Profesor sea competente en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Debe ser capaz de desarrollar estrategias de enseñanza, autoaprendizaje y evaluación mediadas por TIC para mejorar la calidad del proceso educativo e innovar bajo un modelo de formación por competencias genéricas y específicas de egreso. Ello, por supuesto, en el marco de las normativas aplicables, considerando la idiosincrasia y el tiempo real de estudio de los Alumnos de Ingeniería.

Dentro de este esquema, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) definió en 2018 algunos parámetros para tener en cuenta al momento de evaluar las competencias de los Profesores. Un primer nivel de dominio tecnológico es requisito indispensable para ejercer la profesión Docente: demostrar conocimientos en algunas TIC y emplearlas en la enseñanza y en la formación. Un segundo nivel de dominio implica la utilización de las TIC con solvencia, la selección de las más adecuadas para facilitar entornos de aprendizajes centrados en el estudiante de ingeniería y la participación en redes colaborativas entre pares.  Finalmente, el tercer nivel de dominio que se espera en un Docente universitario de este siglo es la capacidad de evaluar y crear programas que incluyan las TIC y la pedagogía a ser empleada para su utilización, manteniendo el foco en la enseñanza centrada en el estudiante de Ingeniería. Esto último implica que el Docente debe contar con habilidades para crear nuevos conocimientos, para proponer la resolución de problemas, para comunicarse con los estudiantes y para estimular la experimentación, el pensamiento crítico y la expresión creativa.

Evidentemente, la tendencia en el próximo año será la combinación del aprendizaje presencial con el virtual. Después de la experiencia 2020, las ventajas de esta última modalidad surgen naturalmente. Se reducen las barreras temporales y geográficas transitorias; se permite interactuar a los Profesores con el lenguaje de los jóvenes de las nuevas generaciones; se forma a los Estudiantes en competencias genéricas demandadas por el mundo del trabajo; se facilita la formación de equipos sólidos y coherentes; se hace posible el seguimiento objetivo del avance del estudiante en su carrera y la efectiva intervención tutorial; se pueden implementar métodos interactivos de aprendizaje.

Por otra parte, se debe optimizar el trabajo presencial, aprovechar ese tiempo de contacto personal para desarrollar actividades de integración, lograr una evaluación no fragmentada; utilizar la autoevaluación y la coevaluación en todo el proceso; organizar y optimizar el tiempo del Docente y mejorar las estrategias en cursos con baja relación docente-alumno.

Durante el año 2020, el Cuerpo Académico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Jujuy se movilizó en la dirección propuesta por el Ingeniero Morano. A pesar del abrupto pasaje de la presencialidad a la virtualidad, no se alteró el desarrollo de las cursadas cumpliendo con el Calendario Académico, no se modificaron los requisitos de aprendizajes a acreditar para aprobar las asignaturas, se mantuvo a los 4000 Alumnos y Alumnas de la Facultad de Ingeniería con el sostén de una planificación, un futuro inmediato cierto y metas a cumplir, aun en medio de la tragedia sanitaria mundial y se dictaron los Cursos correspondientes al Ingreso 2021. Nuestro Plantel Docente, desde el primer día del aislamiento se sintió útil a la Sociedad, en un contexto en el que muchos compatriotas ocupados en profesiones esenciales dieron su vida por el otro.

Quedó demostrado que estamos en condiciones de enfrentar el desafío de ser mejores Docentes, utilizando las tecnologías y aprendiendo cada día un poco más de ellas para beneficio de nuestros Estudiantes. El “primer nivel de dominio” lo hemos superado satisfactoriamente. Y la Facultad de Ingeniería de la UNJu no es la excepción en asumir el compromiso con los Alumnos sino, por el contrario, es una más de las 120 Facultades, Escuelas e Institutos de Ingeniería de la Argentina que, con total responsabilidad, asumimos el compromiso educativo que nos cabe.

Copyright © 2014-2022 - Facultad de Ingeniería - UNJu