SIU Guarani
Unju Virtual
Campus FI
Extensiones Áulicas

 

Enfoque

Quién es quién en la sociedad de la pandemia

Un escenario impensado hace cinco meses atraviesa al Mundo. Los antecedentes de la Gripe Española en 1918, que terminó con la vida de cincuenta millones de personas en un año y del VIH/SIDA, que desde 1981 contabiliza unos treinta y cinco millones de muertes en el Planeta plantean, claramente, un estado de alerta frente a un nuevo virus que, sin cura, se propaga con la misma intensidad y rapidez que nos ofrece con entusiasmo la globalización. Aviones transportando entre los continentes, los países y las provincias el coronavirus junto con los pasajeros fue “fondo de pantalla” durante las últimas semanas.

En este contexto, el caso argentino tiene varios aspectos para el análisis y la reflexión.

El Gobierno, los Gobiernos Provinciales, los Intendentes, después de una brevísima etapa de desconcierto ante un hecho imprevisto de tamaña envergadura, están dando un ejemplo histórico. A través de un sinnúmero de maratónicas reuniones de carácter político, con el asesoramiento científico indispensable, se consensuaron una serie de medidas concurrentes adoptadas desde la Casa Rosada y sus Ministerios que son acompañadas y apoyadas por los funcionarios con responsabilidad de gobernar en todo el territorio nacional.

Resulta gratificante y esperanzador comprobar, a medida que pasan los días, el alto grado de compromiso y la capacidad de trabajo puestos de manifiesto por las Autoridades Nacionales, Provinciales y Municipales de todo el país, que junto a sus equipos de gestión están dando una muestra de la importancia que adquiere el trabajo profesional de Político. Ocuparse del bien común. Felicitaciones. Muchísimas gracias.

La ejecución de las durísimas estrategias adoptadas sólo fue, es y será posible debido a que los integrantes de una parte de la población, que son los héroes de siempre, continúan haciendo su diario trabajo silencioso, hoy reconocido por muchos ciudadanos con aplausos nacionales y simultáneos a las 21:00 horas.

Este conjunto, el personal de los sistemas de Salud, los miembros de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, los trabajadores afectados a Servicios Esenciales, los empleados, dueños y directivos del Comercio y de la Industria de la alimentación y de los medicamentos, los empleados estatales de las Reparticiones afectadas a la emergencia, los directivos y trabajadores de los Medios de Comunicación, los choferes del Transporte de pasajeros y de mercaderías son, entre otros argentinos y argentinas, los que se exponen al riesgo personal para protegernos y brindarnos lo que necesitamos para quedarnos en casa.

Justamente, esta otra parte de la población, que también podría denominarse genéricamente “la sociedad en cuarentena”, muestra especímenes que se caracterizan por una marcada falta de compromiso con las acciones que se encaran para salvar vidas. No sorprende, pero no deja de generar repudio verificarlo.

Y no me refiero a algunos casos puntuales entre los millones de argentinos y argentinas para los que “quedarse en casa” es un drama, tal vez comparable a la amenaza del propio virus. Sin los servicios básicos, sin dinero en el bolsillo, sin trabajo, sólo con la contención del estado, la enorme mayoría cumple con la norma y forma parte de la solución del problema.

Señalo aquí a los violadores de la cuarentena, del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto a nivel nacional que son figuras “destacadas” o “referentes” para nuestra ciudadanía.

Van desde los que utilizan aviones privados o yates para escapar de los controles establecidos, hasta el caso jujeño de un miembro del poder judicial que se consideró, o se considera, superior al resto de los ciudadanos y que se negó a cumplir con las normas que rigen en la emergencia sanitaria. Pasa por los que salen o regresan de vacaciones y estadías de placer en el exterior en plena vigencia del Decreto Presidencial 260/2020.

Durante los 60.000 controles vehiculares llevados a cabo por Gendarmería, Prefectura, la Policía Federal y las Policías locales entre el 19-03-2020 y el 24-03-2020, se contabilizaron 8.057 detenidos. Una tasa de incumplimiento de la norma del 13% de las personas verificadas.

En Jujuy, al 26 de marzo de 2020 se registraban 3 casos de pacientes internados con COVID-19 positivo y 796 infractores al aislamiento social, preventivo y obligatorio. Un extraordinario grado de inobservancia de las medidas adoptadas, considerando que la capacidad de control es limitada.

Y es en este punto donde se pone de manifiesto quién es quién en la sociedad de la pandemia. En este escenario en el que la realidad se presenta como el guion de una película de ciencia ficción pasamos a cumplir distintos papeles: los héroes, los que colaboran con los héroes, los solidarios, los obedientes, los extras, los indiferentes, los oportunistas, los irresponsables, los soberbios y los malvados.

En este caso el final no es el de Holywood, anunciado y feliz. El desenlace es incierto para la mayoría de nosotros. #QuedateEnCasa.

 

Copyright © 2014-2022 - Facultad de Ingeniería - UNJu